¿Esto lo podrías dibujar tú?

sheep
Os dejamos con una gran reflexión. obra de uno de nustros ilustradores preferidos, Xavi Ramiro. Nos ha parecido a todos aquí en el estudio una reflexión  muy aguda sobre el arte y sobre nuestro acercamiento a él. Gracias por cedernos este maravilloso texto. Aquí va:

Es un tópico, pero pasa a menudo. Siempre hay alguien que, mirando una determinada obra gráfica, suelta frases cómo: “Esto lo podría dibujar yo y mira que no tengo ni idea” o “Este dibujo lo podría hacer mi hijo pequeño… y todavía mejor!”
Tengo una teoría. La persona que hace el comentario quizás no lo ve, pero yo creo que, inconscientemente, está diciendo una cosa muy positiva sobre la obra. Reconoce la proximidad y accesibilidad de aquel dibujo. Efectivamente, quizás lo podrían reproducir él mismo o su hijo… Y ¿no es fantástico esto? ¿Por qué les resulta tan perturbador que se valore positivamente una obra que (quizás) ellos también podrían hacer?

Para mucha gente, dibujar sin proporciones realistas, perspectiva o con un estilo no figurativo, es prácticamente un tabú. No lo consideran “dibujar bien”. ¿Por qué pasa esto? No lo sé, es algo cultural… Pero creo que este purismo juega en contra de ellos, y los impide coger un lápiz y disfrutar del placer de crear, solo por el hecho de que (quizás) no harán una gran obra de arte. ¡Qué lástima!

Si quieres poner alguien en una situación muy complicada, simplemente tienes que hacer como Principito; pídeles que te dibujen un cordero. Saint-Exupéry, sin embargo, se atrevió. Está claro que él era un aventurero… y distinguía perfectamente, ya desde pequeño, entre una boa haciendo la digestión de un elefante y un sombrero de señor.